MOO Design works wonders

The MOO Crew
  • De The MOO Crew
  • 30 may 2013

Las estrategias de marketing que utilices para tu empresa pueden ser determinantes en muchos aspectos, desde cómo se percibe tu marca hasta los clientes a los que llegas, y en definitiva, tu éxito: si no eres capaz de llegar a tus clientes (o clientes potenciales), probablemente tu empresa no tendrá mucho futuro.

Sin embargo, promocionar tu empresa puede salirte bastante caro. No tienes más que encender la televisión para comprobar hasta donde están dispuestas a llegar las empresas con tal de promocionar su marca. Si acabas de abrir una empresa, gastar en exceso no es precisamente una buena idea.

Tu estrategia de marketing debe incluirlo todo, desde tu marca y tu argumento de venta clave hasta tu historia: si te ciñes a tus valores e ideas es difícil que te equivoques. Absolutamente todo, desde tus escaparates hasta la sección acerca de tu empresa de tu página web, pueden ayudarte a transmitir quién eres y a contar tu historia.

"Todo el mundo sabe que el dinero nunca sobra en una empresa de reciente apertura. Tienes que aprovechar cada céntimo si quieres triunfar, así que en lo que a marketing se refiere hay que salirse de los cánones establecidos. Hacer las cosas de manera diferente y pensar creativamente son dos de las virtudes más importantes que se esconden detrás de cualquier negocio de éxito, ya que dan notoriedad a tu empresa y la diferencian del resto. En mi opinión, hay que ser honestos y mostrar nuestra personalidad. Si le gustas a la gente has recorrido la mitad del camino. Sacar el máximo partido a tu historia y a tu personalidad es la mejor forma de conseguir apoyo para tu empresa". - Doug Richard, fundador de School for Startups

Por lo tanto, no hace falta que te gastes todo tu presupuesto en marketing, pero si le dedicas el tiempo necesario podrás promocionar tu startup con cualquier presupuesto: más esfuerzo = menos dinero. A continuación analizamos algunas de las opciones disponibles promocionar una empresa con un presupuesto ajustado:

Crea contenidos interesantes
Un blog interesante y bien escrito puede atraer a la gente a tu página durante mucho tiempo, y es una forma estupenda para dar a conocer tu empresa y a ti mismo a tus clientes. También puedes hacer una selección de los blogs de tu industria en los que crees que podrías colaborar con tu propio contenido y preguntarles si puedes escribir algunos artículos para ellos. Cuanto mayor sea tu variedad de plataformas más posibilidades tienes de conseguir una base sólida de seguidores y de convertirte en una voz de prestigio en tu comunidad online.

Contesta a todo tipo de comentarios, en lugar de limitarte a promocionar tu empresa: ofrece a tus clientes una lectura interesante y volverán a por más. Si tienes tiempo, puedes crear tu propio e-book o una guía de usuario. No esperes hacerte millonario con las ventas, pero puede funcionar de maravilla para que tus clientes te transmitan sus ganas de saber más, y quizá se animen a dejar su dirección de e-mail: a todos nos gusta la información gratuita, y si sabes que hay gente interesada en tus contenidos que además te da su e-mail, puedes contactar con ellos para pedirles su opinión acerca de tu libro o tu guía (a la vez que mencionas tu producto). Si sabes de lo que estás hablando, los demás agradecerán que compartas tus conocimientos.

Interactúa con tus clientes
¿Ya tienes una base de clientes fieles? Prueba a pedirles un pequeño favor. Puedes preguntarles si les gustaría compartir su experiencia en tu página, o dedicar una sección en tu tienda o en tu página web para analizar casos particulares: describe cómo has ayudado a un cliente y explica lo contento que ha quedado con el resultado.

También puedes ofrecer a tus clientes más fieles nuevos productos para que los prueben y escriban una reseña sobre ellos, ¡a todos nos encantan las cosas gratis! Ten en cuenta que normalmente es más fácil mantener un cliente que intentar captar a uno nuevo, así que no cometas el viejo error de descuidar a tus clientes más fieles en tu búsqueda de nueva clientela.

Aprovecha el boca a boca
Nada tiene tanta fuerza como la recomendación de un amigo de confianza, así que puedes utilizar este canal en tu beneficio. Si consigues que tus clientes queden siempre satisfechos con tu servicio o con tus productos, tendrás una base de clientes felices y fieles que estarán encantados de recomendarte. Si algo saliera mal, actúa con rapidez y honestidad, y plantéate ir un paso más allá para solucionar cualquier error y recompensar a la persona afectada.

Maximiza el impacto de tu página web
Si tienes una página web, asegúrate de que aparece en una buena posición en Google optimizándola para los motores de búsqueda. Contratar a una agencia para que lo haga por ti puede salir bastante caro, así que echa un vistazo a esta guía y familiarízate con los puntos esenciales tú mismo. Algunas cosas pueden consumir gran parte de tu tiempo, pero otras como establecer contacto con páginas web y escribir contenido para ellas quizá ya estaban en tu estrategia de marketing original.

Contacta con personas influyentes
Una persona influyente puede ser desde un periodista del periódico local hasta el editor del mayor blog de tu industria. Si puedes centrar tu atención en un par de nombres de peso, descubrirás que los resultados merecen más la pena que si intentas establecer contacto con miles de individuos. Puedes verlo como si fuera una cascada: si una persona influyente conoce tu empresa, hablará de ella con sus contactos y la fama de tu marca empezará a extenderse a todos sus seguidores, poniéndote el trabajo más fácil que si intentaras llegar a cada uno de ellos de forma individual.

Activa tus redes sociales
Mantén la actividad de tus redes sociales, pero ten cuidado con lo que publicas. Es menos probable que la gente quiera seguirte si lo único que haces es presumir de lo bueno que eres y twittear mensajes promocionales constantemente. Publica artículos interesantes, cosas que te inspiren y te diviertan (¡incluso videos de gatos!), y por supuesto, siempre puedes probar con descuentos y ofertas de vez en cuando. Pero intenta seleccionar páginas y redes que se adapten a ti y a tu empresa, y dedícate a ellas. Cada red social funciona mejor para un tipo de empresa distinto. Concéntrate en los lugares en que tu comunidad se reúne y es más activa.

Participa en Comunidades Online
Involucrarte en foros y tablones de mensajes puede tener grandes beneficios, pero tienes que hacerlo con tacto. Hay cientos (por no decir miles) de comunidades online en las que puedes participar, pero si presionas demasiado puede salirte el tiro por la culata. Abstente de promocionar tu empresa y en su lugar conviértete en un consejero que la gente respete y quiera escuchar. Asimismo, puedes dejar tus comentarios en todos los blogs pertinentes que se te ocurran; normalmente ofrecen espacio para que pongas tu propia página web, y cuanto mayor sea tu interacción con ellas, mayor será tu comunidad.

Actúa a nivel local
Colabora en proyectos locales en los que puedas aportar algo, porque es una forma fantástica de dar a conocer tu empresa a nivel local, así como de devolver algo a la sociedad. Puedes patrocinar a un equipo, donar materiales para clubes escolares, o ayudar a reunir fondos u organizar eventos para organizaciones locales sin ánimo de lucro. Pero recuerda que estas actividades no deben girar en torno a tu empresa: si vas a apoyar una causa, hazlo porque de verdad te importa y tienes un interés particular en que salga adelante.

Organiza concursos
Si ofreces premios en tu página web o a través de tus redes sociales, puedes atraer una gran cantidad de tráfico online tanto de clientes habituales como de clientes potenciales. No hace falta que ofrezcas grandes regalos: normalmente, cuando los premios son pequeños la gente cree que es más fácil que les toquen.

Ofrece descuentos y tarjetas de fidelidad
Algo tan sencillo como una tarjeta de fidelidad puede funcionarte a las mil maravillas. A todos nos gustan las cosas gratis, y es un gran incentivo para que tus clientes sigan recurriendo a tus servicios. Las tarjetas en las que hay que reunir sellos son populares en establecimientos de minoristas y restaurantes, y los descuentos online suelen ser muy fáciles de crear: elige un código, publícalo en tus redes sociales o en tu newsletter si tienes una, y espera a que la gente corra la voz. Hasta el más pequeño descuento puede ser suficiente para tentar a un cliente a que compre en ese momento, o para animar a nuevos clientes a que prueben tus servicios o productos.

Envía newsletters o boletines de noticias
Prueba a enviar newsletters: de este modo mantendrás a tus clientes conectados con tu empresa y quizá consigas atraer a nuevos clientes (¡siempre y cuando compartas contenidos interesantes!). Coloca una casilla de suscripción en tu página web de modo que las personas a las que les gusta lo que haces puedan seguirte, incluso aunque no hayan usado tus servicios o comprado ninguno de tus productos. Si tus contenidos son realmente buenos y publicas descuentos y ofertas atractivas, acabarás atrayendo a otras personas más allá de tu base de clientes, abriendo así las vías de comunicación con una comunidad más amplia. Sin embargo, no conviene pasarse de la raya: a nadie le gusta encontrar miles de actualizaciones diarias en su bandeja de correo no deseado. Sé selectivo con lo que compartes, y si solo tienes contenido suficiente para enviar newsletters una o dos veces al mes, es mejor limitarse a eso que bombardear constantemente a tus suscriptores con contenidos poco interesantes o mal escritos.

Redacta comunicados de prensa
No hace falta ser un genio de las relaciones públicas para escribir un buen comunicado de prensa. Siempre que lances un producto nuevo, hagas un cambio importante, o realices una nueva actividad, intenta redactar un comunicado de prensa y envíalo a las páginas, revistas y periódicos pertinentes, así como a la prensa local. Para ponerte las cosas más fáciles, puedes crear un kit de prensa y asegurarte de esta forma de que todas las fuentes reciben no solo la misma información, sino la información que quieres compartir acerca de tu empresa. Evidentemente, si puedes tener una relación cordial con un periodista, mejor que mejor.

Utiliza Tarjetas de Visita
¡Nos parecía un poco ridículo no mencionar las tarjetas de visita! Una tarjeta de visita original puede conseguir que tu empresa destaque a la hora de conocer a clientes potenciales, especialmente si puedes mostrar una gran parte de tu trabajo en ellas. Piensa en ellas como si fueran catálogos de bolsillo, una extensión de tu tienda o de tu estudio. Son una forma rentable y eficaz de dejar huella en cada persona que conozcas, y una herramienta estupenda para iniciar el proceso de promoción boca a boca.

Participa de forma interactiva
Si tienes acceso a los medios, prueba a crear webinars, podcasts y vídeos para YouTube. Si tienes un teléfono que pueda hacer grabaciones de video decentes, existen montones de programas de edición online gratuitos con los que puedes darle un toque más profesional a tus videos. Ofrece a tus clientes contenidos diferentes e interesantes de forma gratuita y habrá más posibilidades de que quieran recurrir a tus servicios.

No necesitas un presupuesto que te permita contratar a David Beckham para una sesión de fotos en Madrid, solo necesitas tiempo y creatividad. La semana que viene exploraremos el mundo de los blogs y las redes sociales: las partes potencialmente más importantes en la estrategia de marketing de una startup.

¿Ya has tomado una decisión informada sobre cómo gastar tu presupuesto de marketing y no paran de venirte ideas a la cabeza? Si tienes más consejos para sacar el máximo partido a un presupuesto y quieres contárnoslos, estaremos encantados de escucharte. Utiliza el hashtag #MOOStartupKit en Twitter y comparte tu experiencia con la Comunidad de MOO.

  • Marketing Your Startup on a Tight Budget

¿Eres nuevo en MOO?

MOO consigue que la vida sea un poco menos virtual. Ayudamos a nuestros clientes a imprimir productos como tarjetas de visita, postales y adhesivos, para que puedan compartir fácilmente información sobre sí mismos o sobre su negocio en el mundo real.

Imprimir es sencillo y maravilloso. ¡Nos encanta!

Ver Nuestros Productos

Más ideas como esta

Categorías relacionadas: